OJITOS DE PENA

texto

de Max Jara

Ojitos de pena, 
carita de luna, 
lloraba la niña 
sin causa ninguna. 

La madre cantaba, 
meciendo la cuna: 
“No llore sin pena, 
carita de luna”. 

Ojitos de pena, 
carita de luna, 
ya niña lloraba 
amor sin fortuna. 

-“¡Qué llanto de niña! 
sin causa ninguna”, 
pensaba la madre 
como ante la cuna; 
-“¡Qué sabe de pena, 
carita de luna!”. 

Ojitos de pena, 
carita de luna, 
ya es madre la niña 
que amó sin fortuna; 
i al hijo consuela 
meciendo la cuna: 
-“No llore, mi niño, 
sin causa ninguna; 
no ve que me apena, 
carita de luna”. 

Ojitos de pena, 
carita de luna, 
abuela es la niña 
que lloró en la cuna. 
Muriéndose, llora 
su muerte importuna. 
-“¿Por qué llora, abuela, 
sin causa ninguna?” 

Llorando las propias, 
¿quién vio las ajenas? 
Mas todas son penas, 
carita de luna.